Acepta, Señor, el vino y el pan

Acepta, Señor, el vino y el pan,

con ellos traemos la ofrenda a tu Altar.

 

Sobre el Altar, Señor, va nuestra ofrenda:

el abrazo sincero al hermano

perdonándonos nuestras ofensas.

 

Sobre el Altar, Señor, va nuestra ofrenda:

trabajar por un mundo más justo

de igualdad y concordia fraterna.

 

Sobre el Altar, Señor, va nuestra ofrenda:

convertir nuestra vida pasada

al mensaje de tu Buena Nueva.

2008 © San Pablo Comunicación SSP