Dios es nuestro Padre y no nos abandonará

Hoy es un día triste,

debes de marchar,

pero en Dios está

la esperanza y la verdad.

Se que yo no temeré,

que Dios es nuestro Padre

y no nos abandonará jamás.

 

Debo partir,

en Vigo me están esperando.

Nunca olvidaré

todos estos años.

 

No temáis, solas no estáis,

que Dios es nuestro Padre

y no nos abandonará jamás. (Bis)

2008 © San Pablo Comunicación SSP