¡Oh Cristo victorioso!

1.¡Oh Cristo victorioso

que llevas florecidas las llagas

cual trofeo de victoria!

Con paso presuroso nos curas las heridas

y nos abres las rutas de la gloria.

2. Destruyes el pecado,

triunfaste de la muerte,

al hombre con tu gracia lo renuevas.

Jesús resucitado, un día espero verte,

que en pos de tu belleza nos elevas.

3. ¡Oh luz madrugadora

que inundas de alegría el corazón

y el himno que cantamos!

¡Bendita aquella hora que hizo de este día,

la Pascua del Señor, que celebramos.

4. A ti se alza la llama de incienso perfumado.

A ti sea la gloria sin medida.

Al Padre que nos ama,

al Hijo muy amado cantamos

y al Espíritu de vida.

 

 

2008 © San Pablo Comunicación SSP