Aún queda la Resurrección

Aunque estés muerto en esa cruz dime que puedo esperar,
que tus ojos no se cierran para siempre.
Aunque en tu cuerpo no hay calor, ni tus pies caminarán
junto a mí en esta tierra en que me dejas tan sola.

Oh, Jesús, mi Maestro, mi Amigo,
Tú que eras mi alegría, luz y fuerza en mi camino,
dime que la esperanza no se fue contigo,
dime que morir así tiene sentido.
Dime que la esperanza no murió contigo,
dime que el mal en Ti no ha vencido.

Aunque la muerte parezca el final,
y la piedra selle el sepulcro,
aunque parezca que muere el amor
aún queda la Resurrección.
Aunque se cierre la última puerta,
aunque en la noche no brillen estrellas,
aunque ahogue la decepción
aún queda la Resurrección.

La Cruz de Cristo venció a la muerte
y un arco iris estalló en la oscuridad,
ya no hay lágrimas, ya no hay dolor.
¡Dios nos regala la Resurrección!
¡Aleluya, aleluya, aleluya, aleluya, aleluya!

2008 © San Pablo Comunicación SSP