Abre tu ventana

Somos los niños la alegría del camino,
una sonrisa en un mundo entristecido.
Y aunque el dolor caló fuerte entre los hombres,
aunque el pecado enturbia mil corazones, seremos,
seremos vida y libertad.

Y construir así los cimientos de una tierra
donde no existan diferencias ni fronteras.
Nuestra misión: mostrar el valor de la inocencia,
nuestra oración será
como incienso en la tiniebla, seremos,
seremos luz, seremos voz, oh, oh, oh...

Abre tu ventana al mundo y verás la realidad,
y aunque te parezca dura mira un poco más allá;
y verás a un Padre bueno que nos ama con locura,
y verás a un Jesús vivo derrochando su ternura,
el Espíritu nos guiará.
Abre tu ventana al mundo, dona tu felicidad.
Y aunque te parezca poco sigue dando, ¡ya verás!
No te quedes en el llanto, no te quedes en la guerra,
reconoce la esperanza en medio de la tristeza,
y verás que todo cambiará.
Contigo el mundo sonreirá, sonreirá, sonreirá.
Contigo el mundo sonreirá, sonreirá, sonreirá.

Son como flores de un jardin de olor Divino.
Y esa alegría nace de nuestro bautismo.
Comunidad unida en un canto ilusionado.
Un pueblo que se esfuerza
y que avanza esperanzado
en un nuevo y bello amanecer, eh, eh, eh.

Abre tu ventana...


2008 © San Pablo Comunicación SSP