Ya no vivo yo

Ya no vivo yo,
Cristo vive en mí.
Ya no vivo y lo que vivo en la fe vivo yo.


Vivo para Dios y acepto su bondad.
Crucificado estoy con mi Cristo.
Si me justifico por cumplir la ley
fue en vano entonces que Jesús murió.

Ya no vivo yo...

Y lo que vivo ahora acá en mi carne
lo vivo ya en la fe del que me amó,
el hijo de Dios que se entregó por mí,
por la gracia vivo para Dios.

Por cumplir la ley nadie se salva,
es sólo por la fe, por creer en Él.
No son las obras las que nos redimen,
es justificados por la fe.

2008 © San Pablo Comunicación SSP