Todo lo puedo

Todo lo puedo, todo lo puedo en Cristo,
todo lo puedo pues él me fortalece.


He aprendido a confrontar
sin temor cada situación.
No es la necesidad la que me hace cantar,
sé lo que es la pobreza,
sé lo que es la abundancia.
Dios me sostiene.

Todo lo puedo...

Tengo el gusto de conocer
el hambre y la saciedad,
cuando tiene de sobra y a no tener nada
porque yo todo lo puedo
en el que me conforta.
Dios me sostiene.

Todo lo puedo...

2008 © San Pablo Comunicación SSP