Alabemos al Señor

ALABEMOS AL SEÑOR QUE UNA NUEVA VIDA NOS DEJÓ,
RENOVANDO SU ALIANZA DE LA MUERTE NOS SALVÓ.
ALABEMOS AL SEÑOR, SANTO SEA SU NOMBRE,
LLEGUE A LOS CONFINES DE LA TIERRA SU AMOR.

Tu Palabra vive en mí, como un hombre nuevo avanzaré
porque sé que está conmigo al pecado al fin renunciaré.
Renovado con tu Espíritu, en tu nombre gritaré.
¡El Señor está conmigo, ya no tengo nada que temer!

No hay barreras que vencer, hoy mi paso es firme al caminar.
No hay fronteras ya que derribar porque sé que estás conmigo.
Al hermano que está enfermo con mis manos sanaré.
¡El Señor está conmigo, ya no tengo nada que temer!

2008 © San Pablo Comunicación SSP