Qué ofrecerte

Qué ofrecerte, Señor, si la Tierra está desnuda.
Qué ofrecerte, Señor, si mi voz ya no me alcanza.
Qué ofrecerte, Señor, si he perdido la esperanza
y tus dones en mis manos dejaron de crecer,
como el trigo en la cizaña.

Qué ofrecerte, Señor, si mis deseos se apagaron.
Qué ofrecerte, Señor, si tres veces te he negado.
Qué ofrecerte, Señor, si mis ojos se cerraron
al dolor de mis hermanos, callando hasta romper
tu cruz en mil pedazos.

HOY TE QUIERO OFRECER EL VINO Y EL PAN
QUE FABRIQUÉ CON MIS MANOS.
HAZ QUE SEAN, SEÑOR,
EL CUERPO Y LA SANGRE ALIMENTO DE VIDA Y TRABAJO.
HOY TE QUIERO OFRECER EL VINO Y EL PAN
QUE FABRIQUÉ CON MIS MANOS
HAZ QUE SEAN, SEÑOR,
EL CUERPO Y LA SANGR,E
LA FUERZA QUE ALUMBRE A UN NUEVO SER.

Hoy te ofrezco, Señor, el quehacer de cada día.
Hoy te ofrezco, Señor, confiar en que me guías.
Ante Ti, Señor, entregaré mi vida entera
y abriré nuevas fronteras
anunciando tu Palabra a los hombres que aún esperan.

2008 © San Pablo Comunicación SSP