Ten piedad, Señor

Por las veces que no amé, por aquellos que olvidé.
Por hacer de mi vida un oscuro camino
plagado de espinas, sin apenas sentido.

TEN PIEDAD, SEÑOR TEN PIEDAD.

Por las veces que no te hablé y a otros dioses adoré.
Por llenarme de rabia, no ser tu testigo,
negando mi mano a quien se encuentra perdido.

TEN PIEDAD, SEÑOR, TEN PIEDAD.

TEN PIEDAD, CRISTO, TEN PIEDAD.
ANTE TI VENGO ARREPENTIDO
Y PIDO PERDÓN POR HABERTE HERIDO.
TEN PIEDAD, CRISTO, TEN PIEDAD.
DESDE MI CORAZÓN,
TEN PIEDAD.

Por las veces que no escuché y junto al pobre no me senté.
Por gritar tu nombre, sentirme vencido,
llamarme y no ver que caminabas conmigo.

TEN PIEDAD, SEÑOR, TEN PIEDAD.

2008 © San Pablo Comunicación SSP