Esperarte

Esperarte es mirar por la ventana, contemplando cuán bella es tu promesa, trabajar por un mundo más humano; esperarte es alzar juntos las manos.

Esperarte quita el tedio de rutinas, da un porqué cada día al despertar. Esperarte es creer, pedir, saber que después de la cruz, la Gloria das, la Gloria das.

Esperamos a que vengas si el camino se hace oscuro, que ilumines nuestras dudas, que nos lances al futuro. Esperamos a que vengas: das sentido a las esperas, da alimento a nuestras hambres,… es sencillo, porque llegas.

Esperarte es cambiar el corazón, ver tu rostro al mirar a los demás. Y aun sabiendo que no es fácil de lograr, esperarte es buscar y hallar la paz, hallar la paz.

Esperamos tu justicia, tus palabras y silencios, las señales que nos digan que tu Reino está naciendo. Esperamos lo pequeño, el susurro de tu fuerza, la riqueza de tus pobres,… es sencillo, porque llegas.

Y aun sabiendo que no es fácil de lograr, esperarte es buscar y hallar la paz, hallar la paz.

2008 © San Pablo Comunicación SSP