La mujer que andaba buscando

Dicen que canto muy bien
y que sirvo para querer,
dicen que cuando amanezco
se encienden luces del cielo.
Dicen, dicen tantas cosas
que yo nunca me las veo,
pero al final, se parecen
a la mujer en que creo.

Dicen que voy sin complejos,
que asusto a algunos varones.
Y no es que sea mi intención,
es que me sobran razones.

Dicen… que “dizan”, hablan… que hablen,
quieren… que quieran, llaman… que llamen,
que mientras yo me voy encontrando
con la mujer que estaba buscando.


Dicen que quiero ser yo,
que hago lo que se me antoja,
que mezclo con las pasiones
ratos que una reflexiona.
Dicen que soy muy llorona
con el sufrimiento de otros
y que voy a toda prisa
si sé que alguien anda solo.

Me atribuyen mano izquierda        
para batir enemigos            
y también ratos de dulce            
para cuidar a mis amigos.            

Dicen…

A veces pego mis gritos
y me quiero quedar sola
y a veces te necesito
como la playa a la ola…

2008 © San Pablo Comunicación SSP