Tuya

Tuya, solamente tuya,
enteramente tuya,
para siempre tuya.

Constantemente fiel has sido siempre,
constantemente fiel quiero ser yo,
no encuentro otro motivo, otra razón de vida
fuera de ti.

Tú eres mi motivo, mi verdad, mi vida, mi luz y el agua que calma mi sed, el pan que me da fuerza, el vino que me anima, mi amor y mi pasión.

2008 © San Pablo Comunicación SSP