Invítanos

Cf. Mt 20

Mateo nos sorprende en su evangelio con esta parábola:
a lo largo de un día todos son llamados a trabajar en la Viña.
A pesar de ser "contratados" a distinta hora,
reciben igual salario. Tu Justicia y tu Bondad, Señor,
trastocan nuestros esquemas...


SEÑOR, SAL AL CAMINO
E INVÍTANOS, DE NUEVO,
A TRABAJAR EN TU VIÑA, (2)
NO IMPORTA A QUÉ HORA,
NO IMPORTA A QUÉ PRECIO,
NUESTRA PAGA ERES TÚ Y TU REINO,
Y TU REINO.

Los primeros serán últimos,
los últimos serán primeros.

Tu justicia y tu bondad, Señor,
trastocan nuestros esquemas.

2008 © San Pablo Comunicación SSP