Oración de madera

1. Encadenado a una guitarra está mi amor y sin fronteras
encadenado a una voz, a una palabra, a una espera.

Y en esta contradicción
de hallarse libre y esclavo
se encuentra mi corazón,
prisionero de unas manos.

2. Embrujada por sus notas, atrapada por sus cuerdas, mi alma baila a su son, una canción que se despierta.

Y en esta contradicción...

3. Unida a ti sin reproches, prendida a ti de tal manera que no existe más razón que una oración de madera.

Y en esta contradicción...

Que no existe más razón que una oración de madera.

 

2008 © San Pablo Comunicación SSP