Gloria eterna al Padre

Gloria eterna al Padre
Gloria eterna al Padre, gloria eterna al Hijo,
gloria por siempre al Espíritu Santo.
Como era en el principio de los tiempos,
ahora y por siempre, por los siglos de los siglos.
A la Santa Trinidad glorifi camos
ahora y por siempre, por los siglos de los siglos.

2008 © San Pablo Comunicación SSP