Artículos

Músicos en guerra

Luis Enrique Ascoy

¿CUÁL ES TU FRENTE DE BATALLA? ¿MARINA, AVIACION O EJÉRCITO?              

                    ...ESPECIALIZATE EN ALGO

 Cuando recibí el llamado del Señor para evangelizar con música hace 20 años, lo primero que se me ocurrió fue convertir a la Misa en una discoteca, con una banda de rock, luces, efectos de humo, rayo láser, etc. Y como se imaginarán tuve muchos problemas por ello. Con el tiempo descubrí que en mi caso, Jesús no me estaba pidiendo introducir la música comercial dentro del Templo sino llevar la música religiosa fuera del Templo y hacerla llegar especialmente a aquellos que están alejados de Dios. Así fue que me ubiqué en el frente de batalla donde él me quería.Hoy en día y por gracia de Dios, están surgiendo muchos músicos católicos que llenos de entusiasmo quieren evangelizar con sus canciones, pero aún no se han ubicado en SU frente de batalla. Por ello, vemos a algunos coros que inconcientemente cantan en Misa como si se tratara de un concierto suyo; o grupos que quieren dirigir la alabanza en una asamblea con cantos larguísimos y difíciles; o solistas que quieren evangelizar con cantos de alabanza y adoración a chicos de colegios y universidades que apenas creen tibiamente en la existencia de Dios.

He tenido la bendición de ver a grandes maestros de la música católica (Valverde, Poli, Luís Alfredo, etc.) combinar estilos y evangelizar eficazmente, ya sea acompañando una Misa, dirigiendo una alabanza y evangelizando en una cárcel. Pero quienes no contamos con la experiencia y el recorrido de los mencionados, nos convendría ubicarnos y especializarnos en alguno de los tres frentes de batalla que hay en la música católica contemporánea.

APUNTANDO MISILES (CANCIONES) ... AL CORAZÓN!

En los tiempos de David, los músicos estaban organizados en tres grupos (Ver 1 Crónicas, 25) vinculados a los nombres de Asaf, Hemán y Jedutún quienes eran grandes músicos reconocidos como "profetas que cantaban con cítaras, salterios y címbalos" (1 Cro. 25,1).David no pretendió establecer categorías entre sus músicos, sino simplemente organizarlos para alcanzar mejor el objetivo que (en aquel entonces) era "cantar permanentemente a Yahvé"; en el lugar Santísimo del Templo de Jerusalén ante el Arca de la Alianza (1 Cro. 26, 37).Para los Judíos en este lugar específico moraba Yahvé. Sin embargo, desde el sacrificio de Jesús la cortina que cubría el lugar Santísimo del Templo se rasgó en dos (Marcos 15, 38) y con ello, Dios Padre se da a conocer a todos los seres humanos a través de su Hijo. Por ello, hoy en día el objetivo es "cantar permanentemente a Dios"; cuya presencia se verifica en cada corazón humano.

 ¡HACER QUE LA GENTE LE CANTE A DIOS¡ o ¡CANTARLE A LA GENTE ACERCA DE DIOS! es el reto que tenemos los músicos evangelizadores hoy en día.

ATAQUE A DISCRECION!... POR AIRE, MAR Y TIERRA Evangelizar no es otra cosa que suscitar un encuentro personal entre Jesús y la gente. Dicho encuentro se puede lograr en la solemnidad de nuestra liturgia, en una asamblea de oración y en la visión profética de la realidad que nos rodea. La misma dignidad e importancia tienen: un guitarrista de Misa; un director de alabanza y un cantautor que ofrece recitales. Lo único que puede distinguirnos en todo caso es la experiencia acumulada por haber recibido el llamado antes que otros, nada más. Me referiré brevemente a los dos primeros frentes de batalla y me extenderé en el tercero de ellos al cual pertenezco.

   MAR - EL CANTO LITURGICO

Se trata del frente de batalla más antiguo y excelso de la música religiosa.Tocar en Misa es literalmente navegar por las aguas tranquilas de la inmensidad de DIOS presente en su Palabra, en la Asamblea reunida y especialmente de la Eucaristía. Allí los músicos (guitarristas, cantantes, bombistas, panderetistas, etc.) tenemos como objetivo primordial HACER QUE TODO EL PUEBLO CANTE y participe en la Ceremonia. Por mas que el coro interprete canciones hermosas, si éstas no son acompañadas por la asamblea no tiene sentido dicha interpretación. Por ello las canciones litúrgicas deben tener una línea melódica sencilla y fácilmente coreable por todos. Lo contrario sería convertir a la Misa en un concierto del coro y no en la Ceremonia participativa que la liturgia pretende.¡DONDE MANDA CAPITAN...!El músico en la Misa (más que en cualesquier otro frente) es un SERVIDOR de la liturgia y debe cumplir lo establecido por el Capitán del Barco (El Sacerdote). Ojala que el Capitán tenga suficiente apertura como para permitir que nuestras Misas sean acompañadas musicalmente con ritmos e instrumentos inculturados de nuestro folklore de modo que resulten celebraciones realmente gozosas y participativas. En todo caso, "donde manda capitán...". Para quienes componen cantos litúrgicos, no debemos olvidar que algunos cantos están DIRIGIDOS A DIOS e incluso con textos ya pre-establecidos (Gloria, Aleluya, Santo) mientras otros cantos están DIRIGIDOS A LA GENTE para explicar el significado de cada momento en la liturgia.

  AIRE - EL CANTO DE ALABANZA Y ADORACION

Cada vez con más frecuencia, LA GENTE QUE YA PARTICIPA EN PARROQUIA se reúne en congresos, retiros, jornadas, encuentros, asambleas, etc. Buscando profundizar su relación con Jesús. La música aquí es uno de los vehículos privilegiados para suscitar una relación íntima con Jesús a través de la Alabanza, la adoración, la acción de gracias, las súplicas, la petición de perdón, etc.El músico o el ministerio de música en una asamblea de este tipo, no ofrecen recitales ni conciertos dirigidos al público, sino que DIRIGE a toda la asamblea para CANTAR JUNTOS AL SEÑOR. Las letras de las canciones están dirigidas fundamentalmente A DIOS o en todo caso están dirigidas a la gente para EXHORTARLE a alabar a Dios. Este tipo de asambleas son muy propias de la Renovación Carismática y de otros movimientos de la Iglesia Católica, así como es la columna vertebral de toda la propuesta musical de nuestros hermanos evangélicos.

  TIERRA - EL CANTO PROFETICO¡BIENVENIDOS! A TODOS MIS COLEGAS CANTANTES SIN FUTURO.

Ciertamente es una bendición que hayan más y mejores coros litúrgicos, directores de alabanza y ministerios de música (de hecho, es lo que más hay en la música católica), pero no puedo ocultar mi entusiasmo cada vez que encuentro algún colega "loco" que decidió ARRIESGARSE Y SALIR en busca de aquellos que no vienen a la Iglesia, con todos los peligros que ello conlleva..Nosotros siempre estaremos agradecidos y seguiremos cantando a nuestro querido público de parroquia para animarnos en la lucha. Pero son ellas y ellos precisamente quienes nos ayudan a seguir "pescando" nuevos hermanos para el Reino, organizando eventos en colegios, universidades, institutos, cárceles, coliseos, teatros, empresas, etc.¿COMO SALIR DE LAS TRINCHERAS?Estamos hablando de proyectar la música fuera del ámbito parroquial llegando a un público que no necesariamente son católicos comprometidos sino muy por el contrario, la mayoría aún no han tenido un encuentro personal con Jesús y van a Misa (si es que van) ... solamente cuando alguien se muere.. ¡PLOP!¿Cómo dejar nuestras trincheras y afrontar esta lucha?.Si, para ser un músico litúrgico y/o un director de alabanza la preparación espiritual es fundamental, para el músico profeta LO ES DOBLEMENTE por la naturaleza de nuestra misión; por lo que la oración, la participación en comunidad, los Sacramentos, la lectura de la Palabra, una mínima preparación teológica y una constante invocación a María y al Espíritu Santo, deben ser nuestras "armas" para la batalla.En este frente, los músicos SI ofrecemos recitales y conciertos ya que las canciones MAYORITARIAMENTE ESTAN DIRIGIDAS AL CORAZON Y A LA RAZON DE LA GENTE PARA HABLARLES ACERCA DEL SEÑOR. Aunque la metodología sea diferente, DIOS SIGUE SIENDO EL EJE DE TODA ESTA PROPUESTA MUSICAL ya que igualmente TODO gira en torno a EL y es para su GLORIA.HAY QUE TRAZAR UN PLAN ESTRATEGICONo olvides que estas "fuera" del ámbito parroquial y con un público diverso (en muchos casos ¡adverso!) ¿Cómo invitar de golpe a estas personas a que alaben y/o adoren al Señor si la mayoría apenas cree tibiamente en su existencia? ¿No será mejor comenzar hablándoles de cosas cotidianas sin utilizar un lenguaje expresamente religioso, y solo al final intentar un encuentro personal entre ellos y Jesús?Cuando Jesús acompañaba a los "decepcionados" discípulos de Emaus NO SE DIO A CONOCER DESDE EL INICIO, sino que los acompañó como un caminante anónimo y lo primero que hizo fue ESCUCHARLES todas sus frustraciones y sentimientos.Luego les HABLO acerca de las Escrituras y SOLO AL FINAL DEL DIA se les manifestó personalmente al compartir la cena (Lucas 24, 13 - 33). ¿No será esta una buena estrategia para utilizarla nosotros hoy en día?

AQUÍ... LA BATALLA ES CUERPO A CUERPO

 Cuando estés ante un auditorio de estas características, dirígete a ellos y ellas de manera "personal" (batalla cuerpo a cuerpo) hablándoles de sus cosas cotidianas y en su propio lenguaje. Los problemas de estas personas son tantos y tan diversos que tendrás que tejer una RED de canciones entrelazadas una tras otra con un abanico de temas (amor de pareja, conversión, familia, temática social, amistad, vocación, alienación, etc.)buscando transmitir los valores del Evangelio y "pescando" a cada quien conforme a la voluntad del Espíritu Santo.

Y solo FINALMENTE (si el clima es propicio) se puede suscitar una comunicación personal de ellos con el Señor a través de un momento de adoración y consagración. En esta materia, sería de mucha utilidad revisar el proceso que siguió Pablo para evangelizar a los atenienses en el ágora (Hechos 17, 16 -34).

¡OBJETIVO ESTRATEGICO! ... DEJAR SEMBRADA LA SEMILLA

Precisamente cuando Pablo terminó de hablar en el ágora, muchos de ellos se burlaron de él y otros le decían "sobre esto te escucharemos en otra ocasión", pero Dionisio, Dámaris y algunos otros si abrazaron la fe (Hechos 17, 32 - 34). ¿No te resulta familiar todo ello?Si en algún recital o concierto, este momento final de encuentro personal con Jesús no se logra... ¡NO TE TRAUMES..OK!...ya dejaste sembrada la semilla del Reino a través de todo.


Fuente: http://www.acordesdevida.com/acordes/index.php?option=com_content&task=view&id=18&Itemid=32


 

Han comentado sobre este artículo:

Gracias Ascoy, esto aclara muchísimas cosas en los procesos de evangelización en mi comunidad. Esperemos q el espíritu propicie el momento y las palabras adecuadas para que algún instrumento suyo lleve a cabo esta tareaq tan necesaria.

diego

 

Insertar comentario

Versión para imprimir

Recomendar a un amigo

2008 © San Pablo Comunicación SSP