Artículos

Entrevista a Rogelio Cabado

Guzmán Pérez Montiel

El pasado mes de noviembre anunciábamos en FAST la publicación del nuevo trabajo musical de Rogelio Cabado: “Locura de amor“. Un disco muy especial editado por los franciscanos de la TOR (Tercera Orden Regular), con motivo del VIII Centenario del nacimiento de Santa Isabel de Hungría. Un disco que ha contado con la colaboración de más de 40 músicos, entre ellos Kiki Troia, Jonatan Narváez o Emilia Arija. Tras presentarlo en directo en muchos puntos de nuestra geografía española, y en medio de más actuaciones y conciertos, Rogelio Cabado ha concedido una extensa entrevista a la Revista FAST. A continuación te presentamos un extracto de la misma. Puedes leer la entrevista completa descargando el documento pdf que encontrarás al final de este artículo.

Tu nuevo disco “Locura de amor” acaba de publicarse ¿Por qué un disco dedicado a santa Isabel de Hungría? ¿Qué destacarías de este nuevo trabajo musical?

Isabel de Hungría, una chica llena de vitalidad, madre de familia, decide entregarse a los más pobres del reinado de Hungría, dando su tiempo y su vida, a pesar de sus grandes posibilidades sociales, económicas, de la época. Sabe dejarlo todo por otro tesoro mayor: los pobres, que son un reflejo de Jesús; y así lo sigue. En su ambiente, supo regalar lo mejor de sus sonrisas, con las de sus tres pequeños, porque la fe es para irradiarla y el fuego del corazón quema dentro,… pide incendiarlo todo de amor. Muere con 24 años, otra Teresita de Lisieux en pleno siglo XII, llena de juventud. Su estela deja un rastro que la historia se ha encargado de iluminar más intensamente. Supo llenar de vida su siglo medieval. Se entusiasmó con la labor de Francisco de Asís, otro loco de amor, como ella. Su tío le regaló la propia capa del santo que la acompañó hasta el último suspiro. Los franciscanos de la TOR me encargaron este trabajo hace año y medio, pero su figura me entusiasmó, tanto que hoy es una intercesora en mi oración. Por eso nace ahora “Locura de Amor”.

Me gustaría destacar de este trabajo, su frescura, su juventud, el esfuerzo de más de 40 músicos que han trabajado en él, 6 estudios de grabación, grandes profesionales de la música, desde jóvenes hasta veteranos consumados en el mundo de la música, y sobre todo mucha ilusión y ganas de trabajar bien, por la Iglesia, la vida y la fe. La música ha sido el mejor instrumento.

¿En qué te inspiras a la hora de componer tus canciones?

La naturaleza es un marco incomparable de inspiración. Cerquita de mi casa cuento con un bosque frondoso lleno de vida, el río Duero junto al que puedo sentarme a pocos minutos de mi casa. Me encanta la naturaleza, el silencio de ella, pero también me fundo con la sonrisa de un niño, la mirada de un anciano o el dolor de un amigo. Creo que es urgente corazones sensibles que se identifiquen con los hombres y mujeres que nos rodean. Alguien pensará que eso es una fuente de sufrimiento y sería una tarea inútil, máxime cuando no se puede hacer nada, muchas veces. Aun así, pienso que hay muchas maneras de colaborar en la belleza de nuestro mundo y de nuestros contemporáneos: la mirada que deja penetrar la esencia de las cosas y las personas y se introduce dentro del corazón, para sanar lo exterior desde una sonrisa, desde una oración o desde el acto de apoyo y solidaridad.

Todo esto me sirve para componer y expresar a través de poesía o de canción, o de pintura o de un texto, o quizá un artículo. De todas maneras reconozco que siempre los jóvenes han sido una fuente importante de inspiración. Ellos desde su espontaneidad y su exigencia, me han reclamado música y a ellos he dirigido lo mejor de mis melodías. Os cuento un pequeño secreto… Creo que la mejor fuente para inspirarme, además de cuanto os he comentado, ha sido la oración. Podría decir que de ahí ha brotado como un centro de luz y energía. Vivir unido a Jesús de Nazaret y María, su madre, me sigue dando ese impulso que salta el espacio de lo meramente técnico y racional en la composición. Así cuando se produce ese binomio: oración-naturaleza, oración-jóvenes, oración-vida, oración-familia, nacen cosas que no te explicas, como si no te pertenecieran, pues ni yo mismo me creo autor de mis propias creaciones. Bueno,… todo un misterio de amor, casi una locura.

¿Crees que es posible evangelizar a través de la música? ¿Cuál es tu experiencia sobre ello?

Diría más, es urgente. La música en su esencia es evangelización, pues comunica la esencia del ser humano y la esencia del ser humano es ser imagen, criatura y espejo de su creador, por ello pienso que el arte y la música como genuina expresión del arte expresa sutilmente el amor de un Dios que ama a su criatura dándole vida y melodía. La razón de peso de que guste tanto la música, la que sea, en función de los propios gustos, formación, educación,… es porque la llevamos inscrita en el corazón. Por eso cuando me preguntas si es posible evangelizar, sería más propio preguntar si la música que creamos, responde al marco evangelizador para el que fue creado. Por eso no puedo creer que la música pueda degradar a la persona. Algunas de mis composiciones son reggaeton o hip-hop o chill out, o heavy metal, porque creo en la música, no en el mal uso que se haga de ella, o en la letra denigrante que acompañe a tal música. Los primeros cristianos sabían mucho de eso, sabían vestir de sobrenaturalidad y de evangelio aquello que les rodeaba. Hoy tenemos muchas manifestaciones de ello. Por eso, hacer buena música es empezar a evangelizar. Si esa música tiene una letra que invite a ser más persona, en cualquier espacio humano, a lo sobrenatural o a la presencia de Dios encarnado, encaja plenamente el sentido de la música. Me preguntas por mi experiencia en ese sentido. Mira, me ha tocado componer los estilos más variopintos, desde música coral clásica o contemporánea, pasando por melodías que hoy llamaríamos litúrgicas o para celebraciones, hasta las movidas más “salvajes” para gente joven. En todas ellas me he sentido muy a gusto y he disfrutado. Me encanta componer y expresar en cualquier estilo lo que Dios me ha regalado: la sensibilidad musical. Nada estorba para incluir en una composición, se tata de buscar la belleza, que se encuentra como te dije en lo íntimo del corazón. Y así no sólo he disfrutado en mis propios conciertos, sino que he hecho disfrutar llenándome y llenando del espíritu.

Si tuvieses que salvar de una catástrofe uno sólo de tus trabajos o de tus canciones, ¿Cuál sería?

Me suena la pregunta a ese tipo de test psicotécnicos que para conocer a la persona te preguntan: tienes que hacer un viaje por la selva, un viaje largo y sólo puedes llevarte tres cosas. ¿cuáles?. Tu me lo pones más difícil, pues me pides que de las casi cuatrocientas canciones salve una. Puff. qué malos que sois… A ver… sería una canción con la que me sintiera identificado, que no son pocas. Una canción que hubiera tocado las fibras de mi ser,… puff. Una canción que me identificara y en la que me viera reflejado… nos vamos aproximando… pensando, pensando, me quedaría finalmente, con… “Luz del Alba”. Está grabada en este disco de Locura de Amor. Es una canción muy sentida, una balada tiene mucha fuerza y marcó un hito importante en mi vida, tan importante que creo que fue la que me dio un impulso en el abandono y la ternura de Dios en mi vida. Habla de la luz del alba, la luz de los ojos que me llega, mi nada que palpo día a día, la infidelidad propia en medio de la fidelidad del Señor, los peligros de mi camino, la búsqueda de un rostro, su rostro, su amistad que me persigue a donde vaya, su espera, el juramento de mi propia vida, el convencimiento de que ese amor y esa entrega, se hace de carne y hueso con el que está a mi lado y con el reflejo de su amor hacia mí, que son mi mujer y mis hijas. Las piedras del camino que son ocasión de pan… Una canción que os invito a escuchar, orar y disfrutar. Y luego quedaos en silencio. Llámame sentimental, pero cada vez que la escucho no puedo contener la emoción. ¿Por eso me quedaría con ella? No lo sé…

Conciertos, actuaciones o proyectos que tengas próximamente…

Bueno, me gustaría invitarte a consultar el blog y ahí podrás ver los próximos conciertos: www.rogeliocabado.com. En cuanto a proyectos, de los que nos cuesta hablar a los cantautores, por eso de no saber si saldrá adelante, puedo decirte que tengo algunos pendientes que esperan su momento para ver la luz. En principio, hay que preparar el próximo encuentro de Música y Evangelización que venimos celebrando en Valladolid el penúltimo fin de semana de septiembre en el Centro de Espiritualidad del Corazón de Jesús. Este próximo sería la VII edición. Un proyecto muy bonito de formación en esta sensibilización por la evangelización desde la música (estáis todos invitados). En otro sentido tengo otros tres proyectos en mente. El próximo disco más acústico, con impulsos de oración, retazos de melodías que han brotado a lo largo de años y que —dicen— han hecho mucho bien. Otro disco pendiente, “Raíces” es su nombre, que recoge la espiritualidad de la misericordia de Dios desde las miserias, toda una teología del subir. Y un tercero que he iniciado y que espero pronto cerrar “Centinelas de la mañana” es su nombre, que recoge la vida de unos doce personajes ilustres del siglo XX que construyeron Europa, desde el humanismo cristiano. Como ves, no hay tiempos para el aburrimiento. Con todo, desde estas sencillas líneas, me gustaría alentar e invitar a todos, como vengo haciendo en mis conciertos, a hacer un esfuerzo para elevar el nivel de nuestra valentía por la fe recibida y vivida, en nuestro caso a través de la música. Ha pasado ya la hora de las discreciones y los cristianos tenemos que dar vida al mundo con nuestra palabra y nuestra canción. El “no tengáis miedo” de Jesús en el Evangelio es un aliento a caminar sin miedos, sí con riesgos, pero no con miedos. No estamos solos en ese camino. El problema de las vocaciones, del compromiso cristiano o de la realidad de grupos cristianos vivos, también en la música, comienza por este aliento del mismo Jesús.

Documento pdf entrevista completa: http://revistafast.googlepages.com/Entrevista_RogelioCabado_febrero2008.pdf

Fuente: http://revistafast.wordpress.com/2008/02/16/entrevista_rogelio_cabado/



 

Insertar comentario

Versión para imprimir

Recomendar a un amigo

2008 © San Pablo Comunicación SSP