Artículos

VII Encuentro de Música y Evangelización

Enrique Mejías

Crónica de un encuentro de formación música cristiana (Valladolid 26-28 de septiembre 2008)

La noche del pasado viernes 26 de septiembre fuimos llegando-unos más pronto, otros más tarde (las obras vallisoletanas y gps ineficaces fueron los principales culpables) - al Centro de Espiritualidad de Valladolid, respondiendo a una llamada que, sin duda alguna, latía muy en lo profundo de cada uno de nosotros: poner al servicio de Dios el don de la música recibido para llevarle a Él allí donde quiera enviarnos.

Comenzó el curso con la ponencia Música e imagen: fusión evangelizadora: cómo montar un videoclip, impartida por Jesús González, miembro del grupo pop cristiano Nuevos Horizontes. Muchos quedamos sorprendidos de la eficacia - hasta el momento desconocida por la mayoría - que la imagen fusionada con la música puede llegar a alcanzar para transmitir el mensaje de Buena Nueva del que nos sentimos plenamente responsables.

Concluimos el día poniendo nuestro corazón, alma y mente en la no casual Capilla Musical "Santa Clara", la que fuera primera en el mundo a la devoción al corazón de Jesús. Dejándonos llevar, dejándonos hacer al compás de la música y oración, estábamos siendo afinados por el Espíritu...

La mañana del sábado 27 se inició con una oración dirigida por el cantautor Rogelio Cabado (¡¡Dios te pague tanto bien!!). Ante el sagrario poníamos nuestra vida que también, al igual que en la música, es una amalgama de consonancias y disonancias, contrastes de miserias y virtudes, luces y sombras, pero todos esos acordes en el conjunto de la partitura de la vida dan una armonía perfecta, tendente siempre a la nota fundamental: Cristo resucitado que viene a darnos vida en plenitud.

Tras la oración, el mismo Rogelio impartió el taller de técnica vocal donde aprendimos a utilizar todo cuanto Dios ha puesto gratuitamente dentro de nosotros. Estuvimos preparando el Señor, ten piedad y el Gloria de Francisco Palazón a cuatro voces (soprano, contralto, tenor y bajo) para cantarlo en la misa que por la tarde habríamos de tener con D. Braulio, arzobispo de Valladolid. Descubrimos verdaderamente que el Espíritu vive también en nuestra voz.

La mañana finalizó con la charla del reconocido compositor de música litúrgica, Francisco Palazón quien nos dio unos apuntes sobre música litúrgica. Don Francisco, entre los varios puntos interesantes que trató, hizo hincapié en dos elementos indispensables que han de aunarse en la composición de música sagrada: santidad y riqueza de formas. La primera de ellas – señalaba - emana del texto sagrado. De esta forma, el texto tendrá que ser anterior a la música. La función de ésta es vestir a ese texto a fin de que se entienda mejor, persuada, emocione... La perfección de formas alude a que esta música debe ser artística, para lo que es necesario preocuparnos por la formación musical puesto que si no supera esto, menos lo será en lo referente a su contenido espiritual. Junto a todo ello, señaló que la música tiene que estar al servicio de la asamblea, en donde la música litúrgica debe cumplir, al menos, una serie de valores objetivos como son: la sencillez y ritmos pegadizos. Si, además, es sublime, mucho mejor. Con respecto a la reforma musical sagrada de la Constitución Pastoral Sacro Sanctum Concilium del Concilio Ecuménico Vaticano II nos aclaró que dicha reforma no puede reducirse a la incorporación de un nuevo cancionero e instrumental (guitarras), haciéndose necesaria una lectura más rica, en donde se nos habla, entre otras cosas, de la dignidad de la música sagrada, la participación activa de los fieles, la formación musical, etc... Al final de la charla se abrió un turno de preguntas en donde reflexionamos sobre dónde buscar el punto de equilibrio para la música en las diferentes eucaristías. Se planteó la cuestión de la música contemporánea (pop, rock, blues, jazz...) ya que muchas escuelas y academias están luchando por darle el reconocimiento que merece. Teniendo estos estilos musicales una presencia cada vez mayor en los medios de comunicación, s debatió hasta qué punto verdaderamente se puede cantar y tocar a Dios con dignidad desde la música de cada tiempo.

Por la tarde, el cantautor, sacerdote y director del Centro de Espiritualidad, Ricardo Vargas nos enseñó varias canciones de Marcela Gándara y Marcos Vidal. Entre todos experimentamos, como dijera el propio San Agustín, que quien canta, ora dos veces.

La última charla de la tarde vino de la mano de Patxi Velasco, diseñador gráfico, quien nos habló del lado gráfico de la música. Patxi nos dio un verdadero testimonio de amor y entrega a Jesucristo. A través de sus dibujos nos enseñó a no quedarnos mirando a los mismos sino que fuimos descubriendo aquellas cosas que estamos acostumbrados a ver pero esta vez con nuevos ojos, fruto de un amor esencial que nace de un encuentro. Si en el ejemplo de un perfume - señalaba Patxi - lo importante no es el envase en sí, sino la esencia, así ocurre con la música, en donde si no hemos tenido antes un encuentro personal con Dios - esencia para la evangelización - difícilmente podremos ser testigos de su amor esencial y esa música nunca sonará bien. He aquí una de sus mejores frases: "Lo que para un ser vivo es respirar, para Dios es amar".

Al final de la tarde tuvimos la eucaristía con D. Braulio Rodríguez Plaza, Arzobispo de Valladolid que celebramos con algunos cantos de Palazón y otros autores.

El día no pudo concluir de mejor manera: a las 22:30 horas en la plaza de la Universidad de Valladolid tenía lugar el concierto de evangelización del grupo pop-rock de la diócesis de Alcalá de Henares,La voz del Desierto. Aunque al principio no éramos muchos los que allí nos encontrábamos, jóvenes y no tan jóvenes se fueron poco a poco acercando sorprendidos de lo que allí estaban viendo y escuchando: testimonios de unos sacerdotes que, a ritmo de rock y heavy, estaban anunciando el amor de Jesucristo. Puedo decir que estuve frente a un nuevo pentecostés, en donde el Espíritu Santo que allí estaba derramándose se expresaba en jóvenes, que se habían acercado por curiosidad y acabaron bailando, cantando y alabando a Dios.

El domingo 28 - último día del Encuentro- comenzó de una manera preciosa con la oración de la mañana que dirigió con mucho amor la Hermana Teresa de la Congregación de Franciscanas del Corazón de Jesús y María. A través de su música y oración experimentamos la acción del Espíritu Santo en nosotros, además la Hermana preparó unos pequeños pasquines en donde aparecían los dones del Espíritu Santo con unas oraciones que recibimos.

Cada uno fuimos leyendo en voz alta el don del Espíritu Santo que el Señor nos regalaba y acogíamos. ¡¡Muchas gracias Hermana Teresa por dejarte hacer por Jesús transparentándolo con tu alegría y también con tus bailes!!

El último taller del Curso fue el de Piluca San José, Con la música, como niños: un peculiar campo de evangelización en el que disfrutamos aprendiendo música para trabajar en el campo de la evangelización infantil. Además de cantar y bailar, hicimos por grupos una composición musical con coreografía para niños.

Antes de clausurar este VII Encuentro de Música y Evangelización, tuvimos la Eucaristía que algunos nos ocupamos de preparar con cantos e instrumentos.

Finalmente se estableció un coloquio con conclusiones intercambiando impresiones de la experiencia compartida, así como aportando nuevas ideas para la organización del próximo encuentro al año que viene.

No puedo terminar esta crónica sin dejar de dar las gracias a Dios, en primer lugar, por regalarme poder asistir a este encuentro y a todos y cada uno de los allí presentes por compartir este don tan hermoso que gratuitamente nos ha sido dado para seguir siendo testigos de su amor.

Enrique Mejías.

Colaborador del PMC San Pablo

 

Han comentado sobre este artículo:

Es todo un gozo leer experiencias como estas, saber que Dios siempre nos brinda con sus mejores regalos con las personas, con situaciones, con vivencias... Es increíble la manera que tiene de ablandar nuestro corazón con personas como tú. Gracias por contarnos tu experiencia. Un saludo de tu amiga . Araceli.

Araceli

Para los que estamos rodeados de música es una alegría saber que Dios habla a través de ella y que con ella podemos hacer oración. Con estas palabras tan bonitas tú nos das testimonio de ello. GRACIAS Enrique.

Ana B.

Gracias Señor porque a través de la música, también te he encontrado. Gracias por estos hermanos que me llevan hasta Tí y que me hacen caminar en medio de las dificultades.Gracias por su testimonio de vida. Gracias querido Enrique, por este testimonio y por tu amistad. Que Dios siga bendiciendo tu vida para continuar Alabándole. De Colores.

María

Amigo Enrique: Enhorabuena por tu artículo. El curso de Música y Evangelización ha sido un regalo del Corazón de Jesús en su casa de espiritualidad.Todo cuanto allí se vivió en torno a la música y la inspiración del Espíritu, dará su fruto y lo está dando ya, gracias a la aportación de todos. Que este nuevo encuentro sea un impulso a continuar dando lo mejor de nosotros a través de melodías, acordes y arpegios, es decir... nuestra vida. Tu presencia allí ha sido también un regalo. Continúa componiendo y dando todo lo mejor de ti a través de tu música,... Ánimo y... que sigas dando vida. Roge

Rogelio Cabado

Es impresionante tu testimonio... de todo lo acontecido en ese magnifico retiro. Tu relato ha sido tan preciso que me ha parecido estar acompañandote, cogida de la mano. Creo que has llegado a transmitirme hasta las notas de esas canciones, aunque a todo esto me tienes acostumbrada... Muchas Gracias, ENRIQUE, POR ACERCARNOS CADA DÍA MÁS AL SEÑOR A TRAVÉS DE LA MÚSICA. Un abrazo muy fuerte de MARIAM .

Mariam

Enrique Mejías... si hubiera que definirle con 3 palabras yo diría que es como "una nota musical" puesta al servicio de Dios.

Luna Jimenez

Enrique, eres todo un artista y a través de tus palabras, podemos comprender los que no tuvimos la suerte de estar allí, que Dios se sigue haciendo presente en la vida de las personas. Gracias por tu testimonio, por tu vida y por tu amistad, eres un gran regalo....

Sonia

Interesante encuentro. La música es una riqueza grande, tenemos una gran tradición musical en la Iglesia, y es un gran instrumento de evangelización. Podemos usar música para la liturgia, evangelización, catequesis, oración.... Que el Señor suscite muchos y santos músicos.

Jorge

Hola máquina. Ratifico mi idea de que eres un crack. Tu artículo me ha encantado. Para enriquecer aún más nuestra "obra periodística" al servicio de Dios yo también te voy a enviar la revista de la diócesis de Alcalá de Henares, donde además de encontrar un artículo sobre el VII Encuentro de Música y Evangelización, encontrarás muchos otros artículos y testimonios que espero que sean de tu agrado. Mi correo electrónico es el que aparece adjunto en esta dirección, así que mándame tu el tuyo a mi dirección y yo te adjunto la revista. Está claro que puedes divulgarla y mandársela a quien quiera. Su misión es precisamente la de EVANGELIZAR, así que cuanto más gente la reciba mejor que mejor. Un besote muy gordo. ELÍSABET SÁEZ.

ELÍSABET

Apreciado Enrique! Gracias, no solo por narrar y describir la experiencia vivida, sino también por registrar, grosso modo, las memorias de un Encuentro que ayuda en la formación musical y espiritual de los artistas católicos de habla hispana. Un abrazo fraterno. Olga Cecilia Bustamante A.

olga cecilia bustamante arismendy

 

Insertar comentario

Versión para imprimir

Recomendar a un amigo

2008 © San Pablo Comunicación SSP