Artículos

La música es lo más cercano que tenemos a la voz de Dios

Claudia Soberón

“La música es lo más cercano que tenemos a la voz de Dios”

Entrevista a Alfredo Caponnetto, músico y compositor

EDIMBURGO, miércoles 11 de junio 2008 (ZENIT.org).- "La música es lo más cercano que tenemos a la voz de Dios", explica Alfredo Caponnetto de 29 años, joven compositor y músico ítalo-mexicano, galardonado en composición, en 2007, con el premio Dewar Arts.

Actualmente tiene la intención de presentar la composición musical del Salmo 55 Exaudi, en la que ha participado, al Papa Benedicto XVI. La composición bíblica comienza con una dramática plegaria: "Escucha, oh Dios, mi oración, no te retraigas a mi súplica".

Graduado en composición musical por el Instituto Superior de Estudios Musicales Vincenzo Bellini de Catania (Italia), algunas de las composiciones de Caponnetto han sido interpretadas por el cuarteto de Edimburgo.

Ha querido contar su experiencia y sueño a Zenit.

--¿Qué es la música en tu vida?

--Caponnetto: La música en mi vida representa un lenguaje intelectual y emotivo que penetra cualquier barrera pues no depende de una semántica pre‐establecida y conceptual. Es atemporal, trasciende ideologías y el mundo tangible. Desde el punto de vista pragmático estimula nuestra imaginación y fomenta el desarrollo cerebral. La música, en pocas palabras, ennoblece muchos aspectos de nuestras vidas.

--Con la música, ¿es posible descubrir a Dios?

--Caponnetto: La música nos proporciona momentos de gran iluminación. La experiencia musical nos acerca a los principios estéticos de transcendencia y sublimidad. Nos da la sensibilidad de entender y ver dentro de conceptos tan grandes y misteriosos como el amor y los eleva a lo sublime.

¿Quién de nosotros no ha experimentado la sensación de la suspensión de las coordenadas del espacio‐tiempo ante una obra de arte musical? Es decir, la contemplación intelectual de la eternidad trasciende nuestra naturaleza humana. Esta vivencia, puede ocurrir a través de la simple asimilación sensorial o a través del entendimiento racional de la obra.

La transfiguración del mundo a través de la belleza artística nos acerca más al
entendimiento de la Unidad.
La música es lo más cercano que tenemos a la voz de Dios.

--¿Por qué el salmo 55?

--Caponnetto: Exaudi (publicada por Europa Edition Ltd.) representa un viaje interior a los más profundos rincones del espíritu humano. Refleja nuestros miedos, inquietudes y esperanzas.

La música va de la mano con los versos del salmo y su significado. El salmo está relacionado con David y sus súplicas a Dios por el miedo que le causan sus enemigos en Jerusalén.

La primera sección simboliza una oración a Dios para que preste oídos a sus temores.
La segunda parte expresa el dolor y la inquietud que tenía David cuando su corazón literalmente saltaba de temor ante la posibilidad de que sus enemigos lo mataran.

La tercera y última sección utiliza el símbolo de la paloma para representar la paz y la serenidad tanto deseada. David deseaba volar a algún lugar en donde no fuera perseguido y encontrado por sus enemigos.

Es muy sencillo crear analogías con nuestras propias vidas a partir de estos versos del salmo 55. La música subraya y trasciende su significado, haciéndolo aún más universal.

--¿Qué tiene el Salmo 55 que lo hace musicable?

--Caponnetto: Debemos recordar que la palabra salmo deriva del griego "Psalmoi", que originalmente se traduce como "canciones acompañadas (por una lira)".

La musicalidad de los salmos está implícita en su estructura y se prestan muy bien para transportarlos a una partitura. Por ejemplo, la apertura de Exaudi con notas adyacentes da la sensación del inicio de una vehemente oración.

--¿Cómo te surgió la idea de realizar una composición sobre el Salmo 55?

--Caponnetto: La musicalización de las sagradas escrituras o de textos religiosos no es algo nuevo.

En realidad éstas han proporcionado inspiración y material para la creación de grandes obras maestras durante siglos. Nos baste pensar en las Misas de Palestrina, en el "Vespro della Beata Vergine Maria" de Monteverdi, en las Misas de Mozart y Beethoven, por mencionar algunos ejemplos.

El texto del Salmo 55 complementa y transmite perfectamente las ideas musicales que están contenidas en Exaudi. Me pareció la síntesis perfecta para tratar temas relacionados con la existencia y el drama interior de la vida humana, la turbulencia y fragilidad del espíritu así como la respuesta de fe y esperanza.

--¿Por qué lo quieres mandar al Vaticano y a quién?

--Caponnetto: Monseñor Valentín Miserachs Grau, director del Pontifico Instituto de Música Sacra, en 2007, habló acerca de las desviaciones a la tradición en la interpretación y el repertorio de la música sacra.

El mismo Papa ha puntualizado la necesidad de una continuidad en la tradición musical, ligada al canto gregoriano como punto de inicio.

Exaudi es una composición que está en línea con la tradición intelectual musical que ha servido a la Iglesia católica desde tiempos anteriores a la recopilación de las melodías gregorianas hace más de mil años.

El lenguaje musical de esta pieza es heredero de siglos de tradición más no por ello carece de contemporaneidad.

Sería para mí un honor que Su Santidad en persona pudiera disfrutar de una composición de esta naturaleza. También es mi intención que una copia de Exaudi se quede en la Biblioteca del Vaticano para futuras referencias e interpretaciones.

La música, como la oración, es soplo de vida que debe ser transmitida para que alcance a tocar el alma.

Por Claudia Soberón

http://www.zenit.org/article-27577?l=spanish

 

Insertar comentario

Versión para imprimir

Recomendar a un amigo

2008 © San Pablo Comunicación SSP