Artículos

La música en la liturgia "es una prioridad pastoral". Declaraciones de Juan Miguel Ferrer Grenesche

José Manuel Vidal

Juan Miguel Ferrer Grenesche, subsecretario de Culto divino y disciplina de los sacramentos

¿En qué consiste la llamada "reforma de la reforma" litúrgica?

"Reforma de la reforma", es una expresión que cada uno toma según su punto de vista. Lo cierto es que el Papa y, la Congregación como ayuda suya, lo que pretenden es no romper con la tradición viva de la Iglesia. Por lo tanto ni romper con la edad apostólica y su legado de fe, ni romper con el legado de la liturgia medieval o la tridentina, ni tampoco romper con la enseñanza del Vaticano II. Continuidad en todo lo esencial y continua "puesta a punto" en lo que de por sí es mudable y sujeto a cambio. Por lo tanto un proceso sin traumas, pero con ajustes, fruto de una ponderada evaluación de las experiencias precedentes y sus frutos y tratando de atender a las necesidades de cada momento histórico (hoy, poner en el centro a Dios, como ha recordado ´muchas veces Benedicto XVI).

¿Se siguen produciendo abusos litúrgicos graves? ¿Cuáles son los más habituales?

Por desgracia, sí, siguen produciéndose abusos graves en la liturgia. Unos graves por afectar a la esencia de la celebración, como el uso de Plegarias Eucarísticas no aprobadas o la entera transformación de los ritos en procesos de llamada inculturación pero que llevan de hecho a un absoluto sincretismo religioso. Otros son graves por la insistente relegación de elementos no esenciales pero propios de la liturgia católica, si por sistema se cambian ciertas fórmulas o se suprimen ciertas partes fijas de la celebración, lo que en sí no es grave se torna grave.

¿Está superada a música de las guitarras en las eucaristías habituales del pueblo y debería circunscribirse a las misas con jóvenes y niños?

Yo más que de "música de guitarras", o de instrumentos en particular, hablaría de estilos o formas musicales. Y lo cierto es que en muchos países la música que se usa en las celebraciones NO ES MÚSICA inspirada en la propia realidad litúrgica y su naturaleza y estorba más que ayuda. O distrae o no ayuda a descubrir la "novedad de la liturgia", o transmite sólo experiencias subjetivas sentimentales... Otras veces es meramente concertística, nos cuesta encontrar el "punto". Esta es una prioridad pastoral, ayudar a formar repertorios de música verdaderamente litúrgica para diversos momentos
y tipos de celebración.

¿Por qué es importante mimar la liturgia?

Porque es el momento fuerte y fundante de nuestro encuentro personal y comunitario con Dios, del que depende nuestra "identidad" y nuestra "esperanza", por eso el Concilio dice que es "fuente y cumbre" de la vida eclesial.

 

Publicado en Religión digital por José Manuel Vidal, 20 de febrero de 2011, 

 

 

Insertar comentario

Versión para imprimir

Recomendar a un amigo

2008 © San Pablo Comunicación SSP